Mantener la comida a la temperatura ideal es primordial para conservarla en perfectas condiciones, servirla en un estado óptimo y, sobre todo, no producir quemaduras en lengua, labios y paladar. Para conseguirlo, hacer uso de un termómetro de cocina es la mejor alternativa para mantener los alimentos a la temperatura perfecta y evitar cualquier tipo de lesión al consumirlos. Pero, ¿sabías que existen distintos tipos de termómetros de cocina y que todos presentan características únicas en su funcionamiento? Para que tengas una idea de por cuál decantarte, vamos a explicarte qué tipos de termómetros de cocina existen y cuál encaja mejor en según qué situación.

Termómetro digital con pincho

A la hora de medir la temperatura de alimentos con una textura rígida o dura, un termómetro con un pincho incorporado en uno de sus extremos es ideal para mantener la pieza entera mientras te cercioras de que se mantiene a la temperatura idónea. Resulta especialmente útil para medir la temperatura de carnes rojas y blancas, sobre todo de aquellas piezas de gran grosor que hayan estado previamente congeladas.

Termómetro digital sencillo

Es el tradicional termómetro de cocina que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en uno. Mide la temperatura de todo tipo de alimentos, sólidos o líquidos, al entrar en contacto con su superficie.

Es apto para todo tipo de alimentos cuya cocción no se haya iniciado con el producto congelado, además de ser de gran utilidad en sopas, potajes y cocidos, donde medir la temperatura del centro de la olla en vez de la de la superficie es primordial para obtener un resultado fidedigno.

Termómetro digital de cuchara

Su diseño en cuchara está especialmente indicado para medir la temperatura de sopas, caldos y todo tipo de productos líquidos. Es un gran complemento para moderar el chocolate, ya que su estructura permita extraer la información del centro de la taza o la cazuela para obtener el dato de la temperatura real del producto.

Es un gran complemento de cocina para mantener los caldos de invierno en perfectas condiciones y servir los platos ante comensales en un estado ideal. Además, su forma de cuchara lo hace perfecto para medir la temperatura de salsas, purés, consomés y demás platos de cierta cremosidad cuyo consumo crece exponencialmente en invierno.

Termómetro digital para horno

Pese a que el horno cuenta con su propio termómetro que indica la temperatura de cocción seleccionada, un termómetro de estas características resulta especialmente útil no solo para conservar el producto una vez cocinado y comprobar que se sirve todavía caliente, sino que permite comprobar en qué estado de cocción se encuentra y estimar el tiempo restante para cocinarlo.

Es un recurso especialmente útil para pollos y pavos enteros, costillares, piernas y todo tipo de productos de envergadura cuyo centro precisa de encontrarse debidamente cocinado en función de las preferencias de los comensales, siendo uno de los utensilios más utilizados para comidas y cenas de aniversario o Navidad.

Termómetros digitales para líquidos

Los termómetros de cocina se utilizan cada vez con mayor frecuencia en restaurantes y hogares de todo el mundo, y uno de los platos que ha causado el incremento de las ventas de estos utensilios de cocina han sido las sopas y los consomés, dos de los platos que más quemaduras producen por ser consumidos con demasiada premura y que pueden provocar lesiones de distinta envergadura a diferentes alturas del partes del aparato digestivo.

Los mejores termómetros digitales de cocina para líquidos son además especialmente útiles para preparar platos infantiles y asegurarse de que se sirven a la temperatura adecuada. Algunos de los modelos más prácticos y avanzados del mercado cuentan con el aval de TermometrodeCocina.comportal especializado en la distribución y venta de termómetros digitales y de sonda tanto para la cocina como para los electrodomésticos instalados en ella que lo puedan precisar, como un frigorífico o un congelador.

A través de su página web el usuario puede tener acceso a una amplia lista de termómetros para la cocina en general y para el aceite, el horno y la nevera en particular. Además, su equipo de especialistas ha elaborado una serie de recomendaciones de uso para utilizar, de manera segura y eficiente, cualquier modelo de termómetro de cocina.

Las 3 mejores marcas de termómetros de cocina

Dada la buena acogida que han tenido en los últimos tiempos los termómetros de cocina, es cada vez mayor la variedad de modelos disponibles en el mercado, lo que puede llegar a dificultar la elección del usuario menos experimentado.

Algunas de las mejores marcas del sector a día de hoy, avaladas por el equipo de expertos de Termómetro De Cocina, son WMF, Lacor y ThermoPro, tres marcas que proporcionan modelos para todo tipo de alimentos: carnes, pescados, sopas, piezas congeladas y similares.

3. WMF Profi Plus

Es perfecto para medir la temperatura tanto de líquidos ligeros como leche o agua hasta de ingredientes más viscosos, como aceites, caramelo o incluso chocolates. Es de los más valorados por los consumidores y por el equipo de Termómetro De Cocina, lo que es una garantía adicional de calidad.

2. Lacor

Es otro de los fabricantes de termómetros de cocina que acuña algunas de las mejores propuestas del sector. Los modelos con sonda funcionan a pilas y tienen un margen de error de un solo grado, por lo que garantiza mediciones muy precisas en todo tipo de platos.

1. ThermoPro TP04

Ocupa uno de los puestos de honor entre los termómetros de cocina más económicos, ya que mantiene un alcance térmico de hasta 250º C, ideal para la mayoría de hornos, y su acabado de acero inoxidable es de gran calidad. Una opción altamente recomendable para los que cuenten con un presupuesto más ajustado.

Los modelos más avanzados cuentan con funciones de control de la temperatura que resultan perfectas para controlar los procesos de cocción de los platos más complejos. Es el caso del termómetro de cocina digital con sonda de Lacor, que reconoce mediciones de hasta 300º C y es perfecto para alcanzar la temperatura objetivo de un horno o cualquier tipo de recipiente, crear alarmas para temporizar los procesos de cocción y controlar el estado del plato en las zonas más alejadas de la superficie, sobre todo en las piezas congeladas más gruesas hechas al horno.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...